• VI Congreso Latinoamericano

    Estimados matriculados, colegas y amigos del CTPCBA:

    Desde el momento en el que clausuramos el V Congreso Latinoamericano de Traducción e Interpretación de 2010, comenzamos a proyectar y diseñar la sexta edición de un evento muy singular. Una empresa que se pensó como una continuidad de los congresos anteriormente realizados para el intercambio académico y profesional.

    El Comité Organizador del Colegio comenzó a trabajar arduamente en la organización del congreso, haciendo lo imposible por lograr un encuentro de calidad al menor costo posible. Y el detalle económico nunca ha sido menor. Se ha buscado de todas las maneras posibles que el congreso tuviera un costo accesible para todos los interesados: profesionales, estudiantes, docentes e investigadores, para que cada uno pudiera encontrar la forma de participar de un congreso con estas características.

    Sin embargo, con el correr del tiempo, empezamos a percibir señales de que el desafío iba a ser mucho más difícil de lo que imaginábamos. La incertidumbre generada por la crisis global repercutió con dureza en los proyectos a corto, mediano y largo plazo, lo cual implicó un repliegue en todo tipo de planes para el año 2012. Esta situación se hizo evidente en las diferentes instancias de la inscripción.

    Aun teniendo en cuenta la reducción de costos generada por el cambio de sede del congreso, la relación despareja entre los costos y los ingresos que se iban generando por inscripciones nos llevó a tomar una decisión que, creemos firmemente, es lo mejor para el Colegio en tanto institución y que implica la cancelación del congreso.

    Si bien sabemos que, cuando se trata de brindar un producto de calidad para el matriculado y los colegas, el Colegio decidió enfrentar —y con éxito— las contingencias, la coyuntura internacional y el sentido común nos aconsejan no tomar riesgos en este caso.

    Agradecemos profundamente al Comité Organizador, al Comité Evaluador de Ponencias, a los invitados especiales, oradores destacados, ponentes y asistentes por haber apoyado, una vez más, un proyecto institucional.

    Lamentamos las molestias que esta decisión pueda originar e invitamos a todos a acompañar una decisión que solo se basó en el bien de la institución por sobre toda otra aspiración, por loable que fuera.

    Cordialmente.

    El Consejo Directivo